Almohadas de plumas

La almohada perfecta para un descanso cálido y placentero. Al ser fabricadas con relleno de pluma natural, previenen la humedad y funcionan muy bien como aislante térmico. Estas almohadas son muy cómodas y esponjosas, es como dormir en el lomo de un “ave fénix”.

Las almohadas de plumón son ideales para encontrar la postura que mejor se adapte a nuestro cuello y cervicales. Es como si una nube de plumas te atrapara y no te soltara hasta que hayas cargado las pilas a tope con un descanso profundo. Al estar rellenas con plumas de oca, ganso o pato ofrecen una sensación de ingravidez en la cabeza.

¿Por qué comprar una almohada de plumas?

Estas almohadas tienen una ventaja principal y es que al estar rellenas de plumón y plumas de aves, garantizan una correcta posición de toda la zona cervical sin tener que estar dándole vueltas a la almohada para pillar la postura. Su esponjosidad crean el llamado “efecto nube” por la forma que tienen de adaptarse a nuestra cabeza y cuello, es algo así como “así me acuesto así me quedo”.

Las almohadas de plumas se pueden meter en la lavadora. Mi recomendación es que lo hagas con agua fría, así es seguro que no sufrirá ningún daño, y por supuesto quedará limpia para seguir utilizándola por otras cuantas noches de dulces sueños. Las almohadas de plumas están fabricadas con materiales modernos y de gran calidad, están pensadas para durar por mucho tiempo. Si, también se puede utilizar secadora.

El relleno de plumas y plumón de ganso, oca o pato son seleccionados de manera cuidadosa y artesanal. Esto no quiere decir que cojan las plumas directamente del animal y las metan en el almohadón.  Antes tienen que pasar por una serie de lavados a diferentes temperaturas y combinado con productos anti bacterianos y anti alergénicos. De esta forma estás totalmente seguro que la almohada de plumas que elijas no tenga impurezas o bacterias que proliferen durante el sueño.

➤ Las almohadas rellenas de plumas no provocan alergia alguna

La selección de plumas va acorde a la resistencia y grosos de la almohada. Cuantas más plumas tenga el relleno, más peso van a soportarte. Ya seas un humano con cabeza normal o un cabezudo de la isla de Pascual, estas almohadas de plumas van a conseguir te disfrutes como nunca en uno de los placeres de la vida que es “el arte de dormir bien”.

Los rellenos de plumas suelen ir combinando los tipos de plumaje de algunas aves. Así se consigue el llamado efecto nube, que hace que tu cuello, cabeza y cervicales se acoplen perfectamente con la almohada. Al ser una combinación de plumas se consigue que recuperen su forma tras el descanso, y si no lo hiciera basta con amasarla un poco para que se suelen las plumas.

Es increíble el buen precio y lo baratas que son para todos los detalles que incluyen. El poder meterlas en la lavadora y tenerlas siempre limpias y aseadas es un plus que no te lo da el látex o el viscoelástico. Si alguna vez probaste a meter una almohada viscoelástica te habrá pasado que al sacarla tendrás la lavadora llena de pedacitos de almohada, comparto tu dolor.

¿Cuál es la función de una almohada?

El objetivo principal es mantener la columna vertebral bien alineada, así que esta pieza de plumas mullida sirve para apoyar la cabeza durante las noches de sueño. Notarás como el relleno de plumón se amolda a tu cuello y rellena todo el espacio sobrante para relajar la zona cervical. Son ideales para disminuir el estrés de los músculos del cuello, si tienes trabajos de mucho esfuerzo sin duda alguna yo elegiría un almohadón de plumas de aves.

Antiguamente las almohadas eran utilizadas por humanos de clase alta, puesto que al ser adinerados podían pagar los elevados precios de estas almohadas. Por suerte para nosotros eso forma parte de la historia, y actualmente podemos encontrarlas a muy buenos precios. En aquella época las almohadas se rellenaban con trozos de tela, paja o materiales blandos para poder descansar mejor.

Tipos de almohadas según el material empleado

✅ De plumón o pluma de aves

✅ De fibra sintética

✅ De látex

✅ De espuma viscoeslástica

✅ De un material llamado memory foam

Las almohadas de plumas son blanditas y agradables al tacto. Ya hemos visto que hace mucho tiempo sólo era accesible para las clases adineradas. Y a día de hoy lo tenemos a un clic de distancia te poder disfrutar de un sueño reparador. Si algo ha mejorado en todo este tiempo, aparte del relleno selectivo de plumas, es la comodidad a la hora de limpiar una de estas almohadas.

La mayoría de almohadas de plumas están pensadas para usar en lavadora y secadora. Yo lo he probado y no me ha dado ningún problema. Al salir de la secadora sale bien seca y esponjosa, como si la estuvieras estrenando o mejor. Así que quien diga que no son fáciles de lavar posiblemente es que no se atreve a usar la secadora con estas almohadas.

Si tras lavar la almohada de plumas la pones a secar al aire libre, aparte de tardar un buen rato en secarse, cogerá un olor característica a pluma mojada. Se va al poco pero si utilizas una secadora te ahorra mucho tiempo de secado y olores raros. Es igual que lavar un nórdico y meterlo en la secadora, un plan perfecto, sin fisuras.

Recuerda que las almohadas de plumas son ideales para el invierno, el relleno de plumón tiene a acumular el calor corporal y son muy calentitas para las zonas donde hace un frío que pela. Pero luego en verano… eso ya es otra historia, sobre todo si vives en una zona cálida como el sur de España.

Además de almohadas de plumas, también puedes encontrar estos productos:

Una enorme cantidad de plumas flota por esta tienda online

Almohadas de plumas
5 (100%) 1 voto

Última actualización el 2019-04-23 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados